El conflicto del petróleo

El petróleo en el mundo actual es un producto tan necesario como foco de conflictos. La carencia de capacidad mundial de producir todo el petróleo que se demanda ha hecho que el precio del barril de crudo haya subido mucho en los últimos años y que se haya convertido en un generador de desavenencias y tensiones entre regiones.

Los diez principales productores de petróleo en la actualidad, ordenados de mayor a menor producción son los siguientes: Arabia Saudí, Rusia, Estados Unidos, Irán, México, China, Noruega, Canadá Venezuela, y Emiratos Árabes. En la actualidad el desarrollo, la industria y la vida cotidiana de los diferentes países depende del petróleo de estos países productores, ya que el petróleo y sus derivados son la principal fuente de energía en los países desarrollados. Las sociedades de estos países y sus industrias son tan dependientes del petróleo que muchos expertos consideran que todavía será la principal fuente de energía durante las próximas décadas. Pero en todo caso todo el mundo está de acuerdo en que la búsqueda d’energías alternativas es urgente y muy positiva.

Razones fundamentales por la búsqueda d’energías alternativas al petróleo

No es eficiente petroleo_expressque una sociedad dependa de una única fuente d’energía, no es seguro que las fábricas, los procesos de producción en general y el transporte, estén basados en máquinas que funcionan únicamente con los derivados del petróleo. ¿Que pasaría si un país así organizado, como la mayoría de los estados europeos, se quedara sin derivados del petróleo por guerras o crisis en los países productores que imposibilitarán la extracción?, o, ¿qué pasaría si un país que tuviera problemas de suministro por conflictos de intereses con los países exportadores que cortan el suministro o suben los precios de forma excesiva?

¿Hay más pozos?

Además, hay científicos que opinan que el petróleo se agota, que no quedan suficientes yacimientos al mundo para garantizar durante muchos años más el consumo actual. Otros científicos piensan que no faltan yacimientos de petróleo, que todavía quedan muchos por explotar, pero resulta que se encuentran en lugares de muy difícil acceso y los costes de extracción serían tan enormes que no resultarían rentables. Algunos opinan que las técnicas de extracción y explotación de los pozos petrolíferos mejorará y que entonces será posible y rentable acceder a muchos de los yacimientos que en la actualidad todavía están sin explotar.

Pero aun cuando el petróleo no se agotara, y se pudiera seguir utilizando durante muchos años como principal fuente de energía, la necesidad de investigar en el campo de las denominadas energías alternativas renovables es urgente por una razón fundamental: el petróleo es una fuente de energía contaminante, produce gases de efecto invernadero que provocan el calentamiento global del planeta y el cambio climático y como consecuencia ponen en peligro la continuidad de la vida en nuestro planeta.